Diseña letras de cartón luminosas

Te ayudamos a poner en el salón un detalle decorativo de lo más actual y ecológico: unas letras hechas con cartones reciclados, guirnaldas de leds y ¡habilidad! Quedarán brillantes…

image
1 de 6
Letras de cartón luminosas

Da un aire actual al salón decorando con letras realizadas por ti con cartón reciclado y Leds. Si quieres darle un toque personal a tus letras, te sugerimos que las forres con papel de regalo, papel de periódico o tela. O si lo prefieres, píntalas de vistosos colores. Y recuerda que, al introducir las luces, deberás empezar por arriba para que la petaca de las pilas quede siempre en la base.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Materiales

Cartones. Una guirnalda de leds a pilas, de Ikea. Pistola de silicona caliente. Lápiz. Tijeras. Regla. Berbiquí. Metro. Cúter.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Dibuja en el cartón la letra elegida

A continuación, recórtala y utilízala como plantilla. Para trazar la letra utiliza la regla, ya que cuanto más rectas sean las líneas, más sencillo será el montaje posterior. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Haz agujeros en la letra

Marca sobre la superficie de una letra tantos puntos como luces tenga la guirnalda y agujeréalos con un berbiquí. Como nuestra guirnalda tiene diez luces, hemos realizado en la letra diez orificios. Mete por dentro las luces y fíjalas con silicona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Da volumen a la letra

Para darle volumen a la letra, mide su contorno y corta una tira de cartón de 6 cm de ancho. Con la ayuda de la regla y el cúter, dale a la tira la forma de la letra. Une esta pieza a la cara delantera de la letra con la silicona caliente y luego, pega la trasera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Para encender y apagar las luces

Solo hace falta que realices una trampilla en la trasera inferior de la letra, a modo de puerta. Introduce en su interior la petaca de las pilas. Haz un par de agujeros en la trampilla y coloca una cuerda pequeña que te facilite su apertura. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO