Cómo hacer una mesa con una puerta

¿Necesitas una mesa de comedor amplia? Con dos caballetes y una puerta reciclada dispondrás de ella en apenas unas horas. Líjala, píntala y ¡te quedará como nueva!

image
1 de 5
UNA PUERTA RECICLADA CONVERTIDA EN MESA

Lijar, pintar y ¡listo! Tanto si pintas con pistola como con brocha, hazlo siempre en el sentido de la veta. Si lo deseas, puedes decorar los cuarterones con papel pintado lavable. Y para multiplicar la practicidad de la mesa, atornilla un tablero entre las patas de las borriquetas. Te servirá de revistero, juguetero...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
MATERIALES

• Una puerta vieja.
• Dos caballetes.    
• Pasta de relleno.
• Un raspador.
• Pintura acrílica.
• Tornillos de 10 mm.
• Lijadora PSM 18 Ll,  pistola de pintado PFS 65 y atornillador PSR 18 Ll-2. Todo de Bosch.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 1: preparar la puerta

Coloca la puerta en una superficie plana y sobre papel de estraza, para evitar manchar. Con la ayuda de la espátula, aplica pasta de relleno para cubrir defectos y el ojo de la cerradura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 2: lijar

Cuando la pasta de relleno se haya secado bien, pule las zonas cubiertas con la misma. Si utilizas una lijadora eléctrica, te facilitará la tarea. Al terminar, pasa un paño húmedo sobre la superficie para eliminar el polvo acumulado, hasta que quede lisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Paso 3: acabado final

Pinta la puerta y los caballetes con dos manos de pintura acrílica. Para conseguir un acabado profesional, emplea una pistola de pulverización fina. Cuando se seque, atornilla los caballetes a la puerta con el taladro-atornillador para fijar la mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY