Un original respaldo para un banco

Sé original y decora las paredes de manera creativa. ¿Qué te parece una bella composición de cojines? Colocados sobre el banco, te servirán de mullido respaldo.

image
1 de 6
Un respaldo hecho con cojines

Nuestra propuesta es realizar un respaldo con cojines tipo galleta fijados a la pared, pero también puedes colocar varios cojines cuadrados
e improvisar un cabecero para tu cama. Alfombra
de fibra, de Leroy Merlin. Baúl, de Corro B. Flexo, de El Globo Muebles. Visillo de lino de la colección Paloma (118,20 €/m), de Camengo. Fundas de colchonetas de la colección Twin set, de Casamance.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Materiales

• Retales de telas diferentes.
• Piezas de gomaespuma
(estas miden 30 cm de diámetro
y 10 cm de alto).
• Papel de
estraza.
• Máquina de coser.
• Hilo, aguja, tijeras, lápiz
y alfileres.
• Velcro fuerte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Haz la plantilla y corta la tela

Coloca la espuma sobre el papel de estraza, dibuja su contorno y corta la plantilla con las tijeras. Extiende la tela, posa encima la plantilla y sujétala con alfileres. Corta dos piezas de tela por cojín dejando un margen de 1,5 cm para hacer la costura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Monta la funda

Mide la circunferencia y corta una tira de tela de esa medida por su ancho, en este caso, 13 cm. Hilvana y cose la tira a una de las piezas de tela ya cortadas, derecho contra derecho. Luego, cósela a la segunda pieza y deja una abertura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Introduce el relleno de gomaespuma

Dale la vuelta a la funda que has cosido por el revés
e introduce el relleno. Estira bien la tela para que quede sin pliegues ni arrugas. Ahora ya puedes coser la abertura, hazlo a mano, con puntadas pequeñas, para que no se aprecie la costura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Cierra la funda y fija el Velcro

Corta dos trozos de Velcro de 10 centímetros cada uno. Cóselos por la parte suave en el centro del cojín, dejando una separación de unos 5 cm entre ambos. Pega la parte dura del Velcro a una pared lisa y ¡ya puedes crear tu propia composición!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY