Una lámpara hecha de libros

Aprovecha esos títulos relegados al olvido y conviértelos en una original lámpara para iluminar tu particular rincón de lectura. O, si lo prefieres, utilízalos como baldas.

image
1 de 6
Un rincón de lectura hecho por ti

Con tres cabeceros de madera, montados uno sobre otro y atornillados a la pared, hemos ideado esta práctica librería. Fija en sus huecos unas baldas o usa los mismos libros como estantes improvisados. Cabeceros Mandal (139 €), de Ikea. Silla, de Living Retro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Materiales
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Taladra y une los libros

Elige unos libros con tapas bonitas y taládralos por el centro. Introduce la varilla por los orificios. En el extremo que sobresale del libro base, coloca una arandela y enrosca una tuerca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Conecta el casquillo

Realiza en el otro extremo de la varilla la misma operación anterior; es decir, introduce una arandela y enrosca la tuerca. Mete el cable por la varilla y haz la conexión del casquillo. Tensa el cable por el otro extremo y enrosca el casquillo a la varilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Coloca unos tacos de cartón

Pega a cada lado de la tuerca unos trocitos de cartón o de contrachapado, para que la lámpara sea lo más estable posible, ya que la tuerca impide que se asiente bien. Evita que la varilla sobresalga, debe de quedar justo a ras de la tuerca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Coloca el interruptor

Calcula dónde quieres colocar el interruptor, corta y pela el cable. Desmonta el interruptor, realiza la conexión y vuelve a montarlo. Por último, conecta la clavija en el extremo del cable y coloca la bombilla en el casquillo.¡Y ya tienes lámpara!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY