Una lámpara hecha de libros

Aprovecha esos títulos relegados al olvido y conviértelos en una original lámpara para iluminar tu particular rincón de lectura. O, si lo prefieres, utilízalos como baldas.

image
Un rincón de lectura hecho por ti

Con tres cabeceros de madera, montados uno sobre otro y atornillados a la pared, hemos ideado esta práctica librería. Fija en sus huecos unas baldas o usa los mismos libros como estantes improvisados. Cabeceros Mandal (139 €), de Ikea. Silla, de Living Retro.

1 de 6
Materiales
2 de 6
Paso 1: Taladra y une los libros

Elige unos libros con tapas bonitas y taládralos por el centro. Introduce la varilla por los orificios. En el extremo que sobresale del libro base, coloca una arandela y enrosca una tuerca.

3 de 6
Paso 2: Conecta el casquillo

Realiza en el otro extremo de la varilla la misma operación anterior; es decir, introduce una arandela y enrosca la tuerca. Mete el cable por la varilla y haz la conexión del casquillo. Tensa el cable por el otro extremo y enrosca el casquillo a la varilla.

4 de 6
Paso 3: Coloca unos tacos de cartón

Pega a cada lado de la tuerca unos trocitos de cartón o de contrachapado, para que la lámpara sea lo más estable posible, ya que la tuerca impide que se asiente bien. Evita que la varilla sobresalga, debe de quedar justo a ras de la tuerca.

5 de 6
Paso 4: Coloca el interruptor

Calcula dónde quieres colocar el interruptor, corta y pela el cable. Desmonta el interruptor, realiza la conexión y vuelve a montarlo. Por último, conecta la clavija en el extremo del cable y coloca la bombilla en el casquillo.¡Y ya tienes lámpara!

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY