Borlas para el árbol de Navidad

El fieltro es uno de los materiales textiles más agradecidos para trabajar. Te encantará esta sencilla manualidad con la que tendrás adornos nuevos para el árbol de Navidad en cuatro fáciles pasos.

image
Unas borlas de fieltro con brillos

En Navidad no deben faltar los detalles brillantes. Antes de enrollar la borla, aplica unas gotas de pegamento transparente en los flecos que quedarán en el exterior, espolvorea purpurina, deja secar y sacude el exceso. Bolas rojas, similares en Sia o en
Los Peñotes.

1 de 6
Materiales

- Fieltro fino.
- Cordón de algodón.
- Grapadora o pegamento.
- Tijeras.
- Tiza.

2 de 6
Paso 1: Corta las piezas de fieltro

Corta una tira de fieltro de 12 x 16 cm de tamaño. Dibuja con una tiza de costurera una línea a 5 cm de distancia de uno de los bordes. Realiza cortes hasta esa marca, separados entre sí 1,5 cm, a modo de flecos, como ves aquí.

3 de 6
Paso 2: Corta la cuerda para colgar

A continuación, corta una tira de cuerda de 20 cm, que servirá de asidero para colgar la borla, dóblala a la mitad y anuda en un extremo. La cuerda le da un toque natural al adorno, pero puedes sustituirlo por otro tipo de cordón, puntilla, cinta...

4 de 6
Paso 3: Enrolla el fieltro sobre la cuerda

Es el momento de montar la borla. Estira la pieza de fieltro ya cortado sobre una superficie. Coloca la tira de cuerda anudada en un extremo, de modo que la parte cerrada asome por el lado contrario al que has cortado en tiras, y enrolla.

5 de 6
Paso 4: Une los extremos del fieltro

Una vez enrollada toda la pieza, grapa con una grapadora mini el extremo para sujetarlo. También puedes aplicar una tira de silicona caliente o de pegamento para textil justo en el borde. Separa los flecos de la borla y conseguirás darle movimiento.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo