Una corona de Adviento muy original

Con unos cuantos cortapastas de metal y unos trocitos de cuerda podrás decorar una pared con elegancia y estilo. Una corona de Adviento, una estrella… ¡Atrévete a hacerlos!

image
1 de 5
Una Corona de Adviento en la chimenea

Utiliza los cortapastas sobrantes como portavelas y adorna la mesa o la chimenea. Le darás un toque más navideño si atas las piezas con cuerda o lana de color rojo y verde, ¡quedará perfecto! Portavelas de cristal y velitas Glimma (1,99 €/6 uds y 4,99 €/24 uds); floreros botella gris oscuro Medveten (5,99 €) y botella amarilla y gris claro Lovlig (1,99 €); jarrón blanco Salong. Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Materiales

- 12 piezas de cortapastas de diferente tamaño. Este es el modelo Skoghall, de venta en Ikea (3,99 €/lote de 3).

- Cuerda bicolor y tijeras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 1: Plantea las piezas antes de unirlas

Haz un círculo con las piezas de cortapastas de mayor tamaño. Coloca el resto de piezas alrededor de éstas, en una segunda fila, hasta conseguir el tamaño deseado. Combínalas de diversas maneras hasta decidir la forma que más te guste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 2: La cinta bakers twine es muy decorativa

Con las tijeras, corta trocitos de cuerda que midan unos 30 centímetros aproximadamente. Cuenta las piezas que has empleado en tu diseño y corta el doble de trocitos de cuerda (o en su defecto, lana) para luego unir bien unas piezas con otras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Paso 3: Une un cortapastas con otro

Ata una pieza con otra utilizando dos trocitos de cuerda para cada lado. Recuerda que el metal corta y si empleas un solo trozo de cuerda, ésta se podría romper. Remata cada nudo con una lazada. Si sobran círculos, inventa otros usos para ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY