Cómo hacer una mesa con dos alturas

Un tablero y unas latas han bastado para crear un original altillo en el que distribuir salsas, vinagreras, especias o distintos panes para que cada comensal se sirva a su gusto.

image
1 de 6
Original mesa con dos alturas

Deja las latas con su aspecto original o, si lo deseas, puedes pintarlas o forrarlas con un papel bonito que alegre la mesa. También puedes llevar este estante extra más allá de la cocina. ¿Qué tal en tu escritorio o el de tus hijos? Podréis colocar la agenda, los botes con lápices... y dejar la mesa  despejada.

Idea: Evita poner elementos muy altos para que no estorben al hablar con los demás comensales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Materiales

• Tablero de 160 cm de largo x 25 cm de ancho. • 5 latas de conservas vacías y limpias. • Lija y lápiz. • Tornillos, arandelas y tuercas pequeñas. • Taladradora. • Pintura y brocha

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Lija y pinta el tablero

Coge el tablero ya cortado a medida, lija bien todos los bordes y píntalo en dos colores. El tamaño del tablero dependerá de la medida de la mesa (la nuestra mide 230 x 80 cm).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Coloca las latas

Una vez seco el tablero, distribuye las latas dejando la misma distancia entre una y otra. Con el taladro, haz un agujero del tamaño del tornillo en el fondo de cada lata. A través de ellos marca con lápiz en la tabla el lugar donde van a ir ubicadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Haz los agujeros para colocar las latas

Con la ayuda de un taladro, realiza un orificio en cada marca de lápiz señalada hasta que atraviese el tablero. Lija los agujeros por ambos lados y limpia bien la superficie de polvo antes de fijar las latas en sus correspondientes posiciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Atornilla las latas

Introduce un tornillo por la parte inferior de la lata, luego coloca una arandela y, por último, la tuerca. Repite la misma operación con cada una de las latas. ¡Y ya está lista tu particular mesita extra donde colocar pan, condimentos o sencillos floreros!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY