Un alegre rincón para jugar

Para tumbarse, sentarse a leer o jugar… Reserva una zona en la habitación de tus hijos especialmente cómoda. Como esta, forrada con dos alfombras súper blanditas.

image
1 de 6
Juegos en la alfombra

Elige alfombras de grosor medio que sean cómodas y, a la vez, fáciles de manipular. Y, por supuesto, antideslizantes.
Cojín de rayas, pelotitas y peluche, de venta en Ikea. Balancín de madera, de Living Retro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
MATERIALES

- Dos alfombras PS 2012, de Ikea (49,99 € c/u).
- Cinta de pegar de doble cara.
- Cinta de carrocero.
- Tornillos, tacos y arandelas.
- Tijeras.
- Destornillador.
- Pompones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Mide la altura de las alfombras

 Coloca la alfombra de forma que una parte quede en el suelo y la otra apoye sobre la pared. Para ello calcula antes la altura a la que quieres que esté el tramo que hace de respaldo. Atornilla esta parte introduciendo una arandela y un tornillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Fija la alfombra al suelo

 Para fijar la alfombra al suelo, pégala con cinta de doble cara. Pero en lugar de hacerlo directamente sobre el suelo, hazlo sobre un trocito de cinta de carrocero. De esta forma si la quieres quitar, no dejará ningún resto de pegamento en el pavimento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Pega la segunda alfombra

 Presiona bien con las manos hasta que la alfombra se fije en el suelo por completo. Repite la operación en los extremos y en el centro, con el fin de inmovilizarla. Luego, haz lo mismo con la segunda alfombra que pegarás con la cinta sobre la primera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Esconde los tornillos

 Evita que se vean los tornillos y las arandelas de las alfombras en la pared. Pega, por ejemplo, unos pompones de diferentes colores. Además de servir como elemento protector y decorativo, el respaldo queda mucho más divertido a la vista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY