Un puf con espíritu eco

¿Estás de mudanza y tienes la casa llena de cartones de embalaje? Antes de llevarlos al contenedor de papel, te proponemos que los conviertas en un original asiento eco.

image
1 de 6
Un puf de cartón bien atado

Para que las cinchas no se aflojen y se desmorone tu particular asiento, céntralas bien y una vez que estén tirantes dales unas puntadas para fijarlas.
Alfombra persa Herrup (62,99 €), sofá 3 plazas PS 2012 (619 €), cojín y manta; todo, de Ikea. Mesa de hierro y cristal, de Living Retro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
MATERIALES

- Cartones de muebles; estos son de Ikea.
- 6 m de cincha de algodón de 40 mm de ancho.
- 6 argollas.
- Metro, cúter y tijeras.
- Hilo, aguja y dedal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Elige los cartones y el tamaño del puf

Decide las dimensiones de tu puf (este mide 40 x 40 cm), mide con el metro y dobla los cartones hasta llegar a esa medida. Para plegar mejor el cartón, marca con el cúter las dobleces, sin llegar a cortarlo, así el pliegue quedará marcado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Prepara las cinchas

 Corta la cincha en tres partes iguales, introduce dos argollas en uno de los extremos de una de las tiras. Cose con hilo blanco realizando pequeñas puntadas. Y repite la misma operación con las otras dos cinchas y el resto de argollas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Apila los cartones doblados

 Extiende dos de las cinchas en el suelo, separadas y en paralelo, y coloca encima los cartones doblados. Agrúpalos por tamaño, ya que, es imposible que queden iguales. Si quieres, sientáte encima o ponles un peso para que vayan tomando forma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Ata las cinchas

Ata las cinchas tirantes metiéndolas por una argolla y sacándolas por la otra. Coloca la tercera cincha en sentido contrario para atar los dos extremos que quedan libres. Una vez bien sujetos los cartones, pon encima del puf un mullido cojín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO