Un cabecero en capitoné con botones

¿Quieres darle un aire diferente a tu dormitorio? Haz tu propio cabecero: pega un vinilo en la pared o forra un tablero con una tela bonita, como te proponemos aquí.

image
1 de 6
Realiza tu propio cabecero en capitoné

El cabecero quedará más vistoso si sobresale de la cama unos 10 cm por cada lado y unos 50 cm de alto por encima del colchón. Puedes colgarlo de la pared con unas hembrillas o bien aumentar su altura para apoyarlo en el suelo y que no se venza hacia delante. Para hacer un buen capitoné, realiza pequeños pliegues con la tela en la zona de los botones.
Cama y ropa de cama, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Los materiales que necesitas

- Tablero de aglomerado.
 - Una pieza de gomaespuma de baja densidad.
- Tela.
 - Botones grandes (estos son de Comercial Amparo).
 - Cuerda fina.
 - Cola blanca.
 - Grapadora de tapicero.
 - Taladradora.
 - Lápiz, tijeras, aguja de colchonero y brocha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Marca la posición de los botones

 Con el lápiz, marca en la madera el lugar donde irán cosidos los botones. Haz dos taladros por cada botón que vayas a colocar y procura que un agujero esté separado del otro por un centímetro. Con la brocha, extiende la cola sobre la tabla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Pega la gomaespuma a la madera

 Coloca encima del tablero la pieza de gomaespuma cortada a su medida. Haz presión para que se fije bien y espera a que se seque un poco. Extiende la tela del revés sobre una superficie y dispón encima el tablero con la espuma pegada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Grapa la tela a la madera

 Empieza a grapar por un lateral y continúa por el lado contrario. Tensa la tela con cuidado y por igual, para que no quede torcida. Dobla las esquinas y corta el sobrante, para que no abulte demasiado. Por último, grapa los dos lados que quedan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Cose los botones sobre los agujeros que hiciste en la tabla

Enhebra la aguja de lana con la cuerda, introdúcela por el agujero con el botón incluido, tira del cordel para que queden hundidos en la espuma y remata con un nudo en la parte trasera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY