¿Cómo hacer una mesa?

Hemos realizado una práctica mesa auxiliar que podrás utilizar para ampliar la superficie de la que ya tienes, o como una original jardinera para plantas de interior.

image
1 de 6
Juego de mesas nido

Si cuentas con poco espacio, en lugar de mesas extensibles a lo ancho, haz un juego de mesas nido a lo alto. Alfombra, jaula, flores y planta, de Los Peñotes. Cojín amarillo y jarrones, de A Loja Do Gato Preto. Vasitos, tetera y cuenco, de Hoss Intropía. Sofá y mesa Lack, de Ikea.

Ideas: También puedes elegir un sobre de cristal que, visualmente, resultará muy ligero.

2 de 6
MATERIALES

- Un tablero.
- 4 patas metálicas.
- Un macetero.
- Sierra de calar y broca.
- Atornillador y tornillos.
- Pintura y brocha.
- Lija, lápiz y metro. (Todos los materiales son de Leroy Merlin).

3 de 6
Paso 1: Mide la distancia que hay entre las patas de la mesa que tienes

Ese será el ancho del tablero. Calcula ahora el largo que le quieras dar y señálalo con el lápiz. Coge la sierra de calar y comienza a cortar el tablero con las medidas que has marcado.

4 de 6
Paso 2: Un hueco para una maceta

Coloca una maceta sobre el tablero y traza con el lápiz la medida de su base. Este círculo será el hueco en el que va a ir encajada después la planta. Para realizar el corte circular, haz un agujero con la broca e introduce por él la sierra de calar.

5 de 6
Paso 3: Lija y pinta la madera

Pasa una lija para madera por todos los bordes del tablero y por el interior del círculo, para eliminar astillas, y comienza a pintar. Hemos elegido un gris, pero puedes escoger cualquier color. Da una mano, déjala secar y repite la operación.

6 de 6
Paso 4: Atornilla las patas

Una vez pintado y seco el tablero, fíjale las patas. Coloca la primera en una esquina y atornilla los tres puntos de fijación. Repite la misma operación con las tres patas restantes. Introduce la mesa nueva debajo de la otra de forma que sobresalga parte del sobre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mesas