¿Cómo disimular el radiador?

Hemos cortado y unido con escuadras unos listones de madera y los hemos convertido en una repisa de pared que, además, oculta el radiador en el salón.

image
1 de 6
Una repisa para ocultar el radiador

Como base, hemos usado balaustres en lugar de patas porque la altura del radiador es mayor que la de una mesa. Sofá y estores, de Ikea. Cojines, de A Loja Do Gato Preto y Filocolore. Jaula, de Los Peñotes. La lámpara de pie es un modelo vintage.
Ideas: Coloca el sofá delante del radiador y, en invierno, sepáralo un poco para que circule mejor el calor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Paso 1: Mide el radiador a ocultar

Coge el metro y mide el largo y el ancho del espacio que quieres cubrir. Traslada esas medidas al tablero de madera trazando con el lápiz las líneas para no torcerte. Corta el listón con la sierra de calar y líjalo. Mide la altura a la que deberás colocarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 2: Corta la madera

Lleva la medida a los balaustres, córtalos con la sierra y líjalos. Mide la distancia a la que van a ir colocados en la repisa y atorníllalos a esta. Para el lateral de la repisa, corta una pieza de madera del mismo ancho. El largo será la altura de los balaustres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 3: Monta las piezas de madera

Fija el remate lateral a la repisa con unas escuadras. Nosotros solo hemos cortado un lateral, pero si lo prefieres, puedes realizar un segundo similar en el otro extremo. Con ello lograrás que la repisa permanezca más estable y no se balancee.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 4: Fija la estructura a la pared

Para mayor seguridad y evitar que se mueva, fíjala a la pared. Introduce unos tacos en ella y atornilla las escuadras: en el centro de la repisa y en los extremos. Además de cubrir el radiador, podrás decorar la repisa con marcos de fotos y macetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
MATERIALES

- Un tablero de madera.
- Dos balaustres de 0,90 cm.
- Tres escuadras.
- Tornillos y arandelas.
- Lápiz y metro.
- Martillo y lija.
- Sierra de calar y atornillador. (Todo, de venta en tiendas Leroy Merlin).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY