Convierte una mesita en un banco

Mira cómo hemos transformado una mesa auxiliar en una cómoda banqueta. Te vendrá fenomenal como asiento extra cuando tengas invitados o en tu zona de trabajo.

image
1 de 6
Transforma una mesita en un banco

Si quieres darle al asiento un toque sofisticado, elige tejidos con textura, como el terciopelo, la chenilla o la piel. Colócalo en el recibidor junto a la consola o cerca del sofá ya que, independientemente de que lo uses o no, su única balda te servirá como de práctico revistero.

Ideas: Elige una plancha de gomaespuma de densidad media para darle mayor consistencia al asiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
MATERIALES

- Mesa auxiliar Trollsta (49,99 €) y tela, de Ikea.
- Pieza de gomaespuma de la misma medida que la mesa (esta es de Lucio J&M).
- Cola blanca y brocha.
- Grapadora de tapicero.
- Martillo, metro y tijeras.
- Tachuelas. (Todo de Leroy Merlin).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Mide la cantidad de tela que tienes que cortar

En este caso, una pieza de 53 x 53 cm. Con la brocha, extiende la cola homogéneamente por la superficie de la mesa y pega la pieza de gomaespuma que, para esta manualidad, mide 38 x 38 x 10 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Grapa la tela al banco

Coloca la tela sobre la gomaespuma ya pegada y grápala haciendo un pequeño dobladillo. Así conseguirás que quede mejor rematada. Primero grapa un lado, tensa bien la tela y procura que las aristas queden redondeadas. Luego, grapa el contrario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Atención a las esquinas

Cuando llegues a las esquinas, tensa y pliega la tela, y haz un dobladillo para graparla. Si ves que sobra mucha cantidad, recorta tejido antes de grapar. Luego, ayudándote con la grapadora de tapicero, grápala directamente en los dos laterales de la mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Decora los bordes con tachuelas

Como las grapas que fijan la tela a los laterales quedan a la vista, conviene taparlas con unas cuantas tachuelas. Coloca una en cada esquina y haz una hilera con ellas en los laterales del banco. Así sujetarán la tela y a la vez quedarán muy decorativas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY