Crea una mesa reciclando una puerta

Un ejemplo perfecto de reciclaje: hemos decidido darle un nuevo uso a una vieja puerta y transformarla en mesa de comedor. El resultado: práctico y decorativo.

image
1 de 4
Una original mesa de comedor

La originalidad de esta mesa requiere unas sillas acordes con su estilo. Nuestra apuesta ha sido pintar unas sencillas, de madera, en un vivo color turquesa, aunque los más atrevidos, quizás, prefieran cada una de un color diferente y alternarlas.
Idea: Unos sencillos caballetes, de madera o pintados, pueden ser el mejor soporte para esta mesa de comedor tan singular.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Paso 1: Lija la puerta

Lija toda la superficie de la puerta insistiendo en los recovecos para eliminar la pintura antigua. Limpia con un paño húmedo para retirar el polvillo y, si lo crees necesario, lija de nuevo. Puede que necesites aplicar una capa de decapante para lograr un mejor resultado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 2: Pinta la puerta

Antes de pintar la puerta conviene aplicar una capa de imprimación selladora para cerrar el poro. Una vez seca, se puede pintar; lo más rápido es utilizar el rodillo en las partes planas y el pincel para rellenar mejor los recovecos y las molduras. Deja secar, pasa la lija por todas partes, retira el polvillo y aplica una segunda mano de pintura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
MATERIALES

MATERIALES - Pintura acrílica blanca para madera.
- Pincel.
- Rodillo pequeño.
- Lija de grano fino en taco.
- Imprimación selladora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY