Empapela el frente de la zona de trabajo

Con unos trozos de papel pintado de diferentes motivos hemos transformado un sobrio espacio de trabajo en un rincón acogedor con capacidad para almacenar.

image
1 de 6
Claves para empapelar una pared

1. La pared tiene que estar limpia y lisa. 2. Mide y corta las tiras. Numalas para que, al colocarlas, el dibujo case. 3. Encola o utiliza papeles preencolados. 4. Dobla el papel para que repose. 5. Con un nivel o plomada, marca la posici de la primera tira. Ya puedes empezar la tarea!
Truco: Reserva algunos restos del papel que te sobre para forrar cajas, carpetas y archivadores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
MATERIALES

- Papel pintado.
- Regla, metro, cúter, tijeras y lápiz.
- Rodillo, cola para empapelar y cubeta.
- Pegamento en aerosol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Coloca los muebles en la pared a empapelar

Coloca la mesa de trabajo en el centro y una librería a cada lado. Mide el alto y el ancho del espacio que queda entre ellas para calcular cuántas tiras de papel vas a necesitar. Corta las tiras de papel de manera que los motivos casen entre piezas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Prepara la cola y el papel de pared

Prepara una cubeta con la cola, según las indicaciones del fabricante y del tipo de papel pintado. Extiende la cola con un rodillo o brocha por el revés del papel y dobla la tira en dos, de forma que los extremos de la pieza coincidan en el centro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Pega el papel a la pared

Pega la parte superior del papel a la pared y deja caer el resto en paralelo al borde de la estantería. Alisa con ayuda de un cepillo o de un paño suave para que no queden burbujas de aire en el interior. Repite la operación con el resto de tiras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Empapela a juego los frentes del armario

Decora los frentes de las puertas, los cajones y la trasera con otros motivos. Mide el ancho y alto, traslada las medidas al revés del papel y corta las piezas. Pega el papel con adhesivo en aerosol con cuidado ya que no es tan fácil de despegar como la cola.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar