Decora la pared del cabecero

Un sencillo toque cambiará por completo el aspecto del dormitorio, sin empapelar ni pintar. En tan sólo un par de horas verás el resultado.

image
1 de 5
Un cabecero decorado con paneles

Para conseguir un ambiente que te cautive viste con elegancia la cama con ropa coordinada con el papel pintado. ¿Quieres un ambiente relajante? Utiliza tonos neutros de base en la gama de los tierra, grises o blancos y reserva las piceladas más intensas para detalles puntuales.

Visillos y lámpara, de Ikea. Colcha de seda, cojines y pantalla, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
MATERIALES

- 2 tableros de DM.
- 1 rollo de papel pintado.
- Pegamento en espray.
- Hembrillas.
- Un martillo.
- Un paño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 1: Elige el motivo

Empieza por ir a la habitación que quieras renovar y analizar la luz que recibe y sus dimensiones. Puedes encargar un papel pintado personalizado con un dibujo o una foto, infórmate en www.kaffeine-wp.com y en www.bloompapers.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 2: Tableros de DM

Toma las medidas de la pared, de suelo a techo, y la del ancho del cabecero o de la cama para encargar a un carpintero los dos tableros de DM. Añade 20 cm por cada lado al ancho del cabecero para que los tableros sobresalgan por los lados de la cama, teniendo en cuenta que debes dejar un espacio de 10 cm entre los paneles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Paso 3: Empapelar los tableros

A la hora de empapelar los tableros ten en cuenta que el estampado debe coincidir en el centro. Rocía un panel con el pegamento en espray y pega poco a poco, de arriba a abajo, el papel, deslizándolo con ayuda de un paño. Puedes doblar el papel en los cantos o pintarlo. Por último, atornilla unas hembrillas por detrás y fíjalo a la pared.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY