Un perchero con muñecos

Mantener la ropa de los niños en orden no es tarea fácil. Colaborarán mejor si les colocas en su cuarto un perchero a su medida, como éste.

image
1 de 6
Un perchero para el dormitorio infantil

Casi cualquier muñeco articulado será útil para hacer esta manualidad, siempre y cuando sean de pequeño tamaño. El truco está en colocarlos en distintas posiciones para darle movimiento a la composición y colgar distintas piezas a diferentes alturas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
MATERIALES

- Una tabla y un listón de madera.
- Barniz.
- Berbiquí.
- Tornillos.
- Abrazaderas.
- Muñecos articulados.
- Pegamento para madera.
- Brocha.
- Tijeras.
- Cinta métrica.
- Lápiz.
- Taladradora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Pega el listón a la tabla

Coloca el listón sobre la tabla (ambos de igual medida) y marca con el lápiz los puntos donde va a ir colocado para que no quede torcido. Impregna el listón de pegamento y pégalo bien a la tabla. Luego, fíjalo por el revés con unos tornillos. Barniza el conjunto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Distribuye los muñecos.

Pon los muñecos separados en el listón y marca con el lápiz dos puntos a cada lado del cuerpo de las figuras que irán sentadas y dos puntos a cada lado de la cabeza de los que irán de pie. Señala bien con el berbiquí los agujeros para luego taladrarlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Fija los muñecos con abrazaderas.

Pasa las abrazaderas por los agujeros. De esta manera los muñecos quedarán fijos a la tabla, los que van de pie por el cuello y los que van sentados, por la cintura. Fija la abrazadera por detrás de la tabla y corta el material que sobre si es preciso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Cuelga el perchero

Mantén bien rectos los muñecos con la ayuda del lápiz. Coloca en la pared dos clavos o alcayatas. Y, a la misma distancia que los clavos, pon dos hembrillas por detrás de la tabla. Ya sólo te queda colgar el perchero a la pared. ¡Y a estrenarlo con tus hijos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY