Ideas que tienen tela

Colchas, servilletas, tapizados, cojines… Ni te imaginas lo que puedes hacer con unos retales, aguja e hilo y unas gotitas de imaginación.

image
1 de 12
Pasarela de cojines

Otra buena idea, y sin duda la más socorrida, es hacer con diferentes telas un sinfín de cojines: cuadrados, rectangulares, redondos... Una vez rellenos y cosidos, remata su perímetro con un cordoncillo. Te quedarán muy resultones encima de la cama o sobre un sofá. Estos son de Ikea.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Cojines personalizados

Imprime tu particular estilo en unos cojines cosiéndoles aplicaciones divertidas, como dibujos o letras con mensaje. Hazte una plantilla de papel antes de cortar las piezas y cóselas con puntadas largas, les proporcionarás un toque más informal. Esta telas son de Gancedo.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Pon un mini zoo en tu sofá

Si eres manitas, en lugar de los clásicos cojines puedes diseñar tu propio zoo casero dándoles forma de animales. En la habitación de los niños quedarán geniales, además de decorar su cama les servirán de juego. Este bonito grupo, en forma de reno, perro y búho en algodón cien por cien, es de PortobelloStreet.es (59 €).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Saquitos para proteger el pan

Lucirán espléndidos en la mesa delante del plato de cada comensal. Y ya puestos, puedes completar la familia con manoplas de cocina, paños, delantales, mantelitos individuales, bolsa para el pan…Servilletas de algodón con motivo de flores (8,50 €); forman parte de la colección Happy Easter, de Blaubloom.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Colcha estilo Patchwork

Si tienes gran cantidad de retales sobrantes, aprovéchalos. Cose pieza a pieza hasta convertirlas en una colcha multicolor con la que taparte mientras lees sentada en tu sillón favorito. Si rellenas su interior de guata o plumas, la colcha tendrá más cuerpo y a ti te dará más calorcito.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Lámpara con pasamanería

Forra la pantalla de tu lámpara de mesa con ese retal de tela bucólico de temporadas pasadas. Actualiza su aire vintage decorando su parte inferior con cintas de pasamanería. Utiliza para ello colores similares a los del retal.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Nueva tapicería para la butaca

Con retales de tela más recia —pana, chenilla, terciopelo, loneta— puedes tapizar una butaca o, si eres más mañosa, hacerle una funda de quita y pon. Para lo primero necesitarás unas grapas de tapicero que recojan las telas por debajo de la butaca. Para lo segundo, confecciona dos piezas, una para el respaldo y otra para el asiento, para facilitar el ponerlas y quitarlas con comodidad. No te preocupes si las telas son muy dispares, la combinación de estampados diferentes resulta alegre.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Funda con lazada para una silla

Si tienes una silla deteriorada y quieres mejorar su aspecto, elige una caída vistosa y haz una funda que cubra el respaldo, por delante y por detrás, el asiento y los laterales hasta el suelo. Procura que la tela no arrastre, para que no se manche. Cose dos tiras a ambos lados de la zona del respaldo y del asiento para fijar la pieza a la silla.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Taburetes como nuevos

Actualiza tus banquetas y taburetes de la cocina, del salón o del baño poniendo en sus asientos una nota de color. Cose retales sueltos al estilo patchwork y cuando hagas el dobladillo, introduce una goma elástica entre las telas para que los puedas adaptar a cada medida. Estos taburetes Sari son de House Doctor (desde 142,70 €).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Detalles delicados

Mariposas, flores, estrellas… crea todo un universo decorativo para determinados rincones de la casa como pomos de puertas y cajones, lámparas o ramas. Para ello dibuja primero las figuras en papel, luego pásalas a la tela y cose las piezas por el revés dejando un hueco para meter el relleno. Fija un hilo en el centro de cada una y cuélgalas donde quieras. Estas son de Blaubloom (3,30 €/unidad).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Una obra de arte en la pared

¿Y si reservas un frente del salón para forrarlo con tela? Colócala en un marco y sujétala con grapas. Detrás de una estantería sin trasera, como la de la fotografía, quedará genial. Tela Gullvi, de Ikea (6,99 €/m).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Bolsitas para ropa delicada

Unos retales de seda o raso te servirán para realizar bolsitas de distinto tamaño y guardar en ellas medias, lencería, pañuelos… Si metes dentro unas bolitas perfumadas, además, darán buen olor. Cuélgalas de la puerta con una lazada, las tendrás a mano y decorarán la estancia. Estas muestras de seda son de Manuel Canovas.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY