Convierte una reja en un cabecero

¡Menudo cambio! En sólo dos pasos convertimos una antigua barandilla de hierro oxidada en un exclusivo cabecero lleno de encanto para tu dormitorio. Ahora te toca a ti.

image
1 de 4
Sobre el óxido

Ahorra esfuerzo y trabajo con las nuevas pinturas y esmaltes de aplicación directa sobre el óxido. Las firmas Hammerite y Xylazel las comercializan en múltiples colores y acabados. Mosquitero, de casa. Funda nórdica, de Textura. Funda de almohada y mantas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Materiales

- Lija gruesa y lana de acero.
- Aerosol de pintura de carrocería.
- Esmalte al agua.
- Brochas.
- Producto para eliminar óxido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 1:

Prepara la reja. Retira la suciedad ms visible y ljala para eliminar los desconchones. Después, aplica con una brocha fina un producto específico para eliminar el óxido; deja que actúe unos minutos y retira con un trapo húmedo. Lija otra vez hasta que toda la superficie quede limpia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Paso 2:

Aplica el acabado. Primero, da una capa base de esmalte al agua y deja secar. Luego, la pintura en aerosol con el color que hayas elegido; en este caso, rojo. Incide en las zonas más difíciles, para que el acabado sea uniforme. Por último, pasa una lana de acero para pulir y dejar bien suave la superficie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY