Decora un espejo con flores

Si quieres tener una coqueta zona de tocador, prueba a poner en práctica esta idea: sólo necesitas un espejo sencillo y flores de fieltro.

image
1 de 4
Un espejo digno de una princesa que, además, es muy sencillo de hacer.

Perfumeros de cristal, de Living in London: grande y pequeño (43,5 y 31,5 €). Toallitas de lino (12 € c/u) y bote de cristal con tapa plateada (25 €) en Blanc D’Ivoire. Jabones en forma de magdalenas y cuadrado, de Trés Chic en Provence. Collares, de Accesorize. Cuenco, de Ornellas (26 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
1. Dibuja flores y hojas sobre las cartulinas, recórtalas y utilízalas como patrón sobre el fieltro.

Debes recortar flores de tres tamaños y también hojas de distintas medidas. Une las piezas de cada flor con silicona caliente; primero la más grande y, sobre ella, las otras dos piezas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
2. Haz sobre una superficie plana una composición de flores y hojas hasta que encuentres la que te guste.

Después, ve pegando las piezas sobre el borde del espejo con unas gotas de silicona caliente. Lo ideal, para que las flores tengan volumen y movimiento, es que queden un poco fruncidas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Materiales

- Espejo redondo modelo Kolja, de Ikea (14,95 €).
- Fieltros gris, rosa y crema, de Fieltros Olleros (18 €/m).
- Cartulina para hacer las plantillas para las flores.
- Silicona caliente.
- Tijeras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY