Una bonita base para las macetas

Este pequeño oasis te va a cautivar; se trata de una idea sencilla para colocar varias plantas agrupadas y moverlas con facilidad. Ya puedes tener tu jardín dentro de casa.

image
1 de 6
Realiza una base para tus macetas

Llena de encanto este pequeño jardín con complementos. Coloca unas piedras junto a las macetas o un enanito y, si va a recibir luz directa por el día, distribuye pequeños focos que acumulen los rayos solares, para que esté iluminado por la noche. Maceteros de fibra, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Paso 1: Prepara la madera

Encarga un tablero de madera de pino o de DM que mida 60 x 40 cm. Pasa una lija fina para eliminar imperfecciones. Coloca las ruedas en las esquinas y marca con un lápiz la ubicación de los agujeros de los tornillos con los que irán fijadas a la tabla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 2: Taladra el tablero

Sitúa la tabla con las marcas sobre otro tablero que la separe unos centímetros de la mesa de trabajo. Utiliza gatos de presión para sujetarlas. Con una broca, realiza los agujeros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 3: Fija las ruedas.

Por último, fija las ruedas a la base con los tornillos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 4: Forra el tablero

Ahora sólo queda forrar la estructura con un trozo de césped artificial. Toma la medida de la tabla como referencia -60 x 40 cm- y dale unos centímetros de más sólo en los lados más estrechos para fijarlo al canto con grapas de tapicero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
MATERIALES

- Un tablero de madera.
- Grapadora de tapicero.
- 4 ruedas para las patas.
- Un trozo de césped artificial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY