Convierte un cajón en un sillón

Lo que ayer era un contenedor de fruta, hoy se ha convertido en un divertido asiento de jardín. Colócalo en la sombra, ponle unos cojines y ¡a disfrutar de una buena lectura!

image
1 de 5
Tu sillón en el jardín

Forra los bordes con una pieza de gomaespuma realizada a medida y evita que se vea vistiéndola con una tela bonita. Después, coloca unos cojines acolchados para que el confort sea completo. Cojines, de Filocolore. Plaid, de A Loja Do Gato Preto. Pamela azul, de Springfield Woman.
Ideas: Cuanto más mullidos sean los cojines del asiento y del respaldo, más cómodo será el sillón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Lava a conciencia el contenedor de fruta con agua y jabón

Frota bien con un estropajo para eliminar polvo y posibles bichitos inapreciables a la vista. Déjalo secar al sol boca abajo. Coge la sierra de calar y comienza a cortar uno de los frentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Corta un lateral del cajón

Corta con mucho cuidado ya que el apoyo resulta francamente malo. Como el contenedor apenas pesa, pide a alguien que te ayude a sujetarlo mientras utilizas la sierra de calar. Cuando hayas cortado un lado repite la operación con el otro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Fija el cajón en el jardín

Lija bien los bordes cortados para evitar posibles lesiones en el futuro. Al terminar, limpia el asiento con un trapo húmedo para eliminar el polvillo. Luego, fíjalo en cuatro puntos con tornillos y arandelas a una traviesa de madera que tengas en el jardín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Materiales.

- Un contenedor de plástico para la fruta.
- Sierra de calar.
- Destornillador.
- Lija.
- Tornillos y arandelas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY