Retapiza una silla

Hay muebles que nos resistimos a tirar, aunque no estén en buen estado. Dales otra oportunidad, como hicimos con esta silla de cocina.

image
La silla, una vez renovada, luce perfecta en un coqueto rincón de tocador

Mesa lacada, de VTV. Papel pintado, de Pepe Peñalver. Complementos, de Accessorize y Zara Home.

1 de 3
Paso 1: Desmonta el asiento

y retira los restos de barniz y pintura de la silla; para ello necesitarás una lija especial para madera. Una vez realizada esta tarea, aplica primero una capa de selladora, después ya puedes dar una capa de pintura blanca, deja secar y dale una segunda mano, para lograr un acabado uniforme.
Truco: Para lograr un resultado perfecto al pintar un mueble es recomendable utilizar un rodillo pequeño, que facilitará un acabado uniforme. Luego, para repasar el trabajo y pintar las zonas difíciles, emplea un pincel o una brocha fina.

2 de 3
Paso 2: Corta la tela para forrar el asiento de la silla

será necesario darle, al menos, 6 cm de más todo alrededor para graparla al asiento por el revés. Una vez tapizado el asiento es necesario fijarlo a la silla con ayuda del martillo y clavos finos de tapicero. Por último, colocar las chinchetas para decorar el perímetro del asiento; es recomendable dejar 1 cm de distancia entre ellas.

3 de 3
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY