Decora el dormitorio infantil con estas manualidades

Verás qué fácil es convertir un mueble antiguo o sin gracia en el complemento ideal para el dormitorio de tus hijos.

image
Cómoda con papel pintado

No parece un viejo mueble de cocina, pero lo es. Para su transformación, corta piezas de papel pintado del tamaño de puertas y cajones, y fíjalas con un pegamento en aerosol. Con pintura rosa, decora los cantos y coloca un cristal del mismo color en la tapa. Ya sólo faltan unos tiradores nuevos.

1 de 5
Mesilla antigua pintada

Retira el barniz con un decapante. Pasa una lija fina y aplica una capa de pintura blanca satinada. Una vez seca, coloca cinta de pintor y pinta el interior en rosa y un rectángulo en el frente del cajón. Coloca un pomo divertido en forma de estrella.

2 de 5
Biombo para dibujar

Convierte un biombo en un panel para que tu hijo exponga sus obras de arte. Fórralo con diferentes telas, fijadas con pegamento en aerosol. Las pizarras son dos tableros de DM cubiertos con pintura de pizarra.

3 de 5
Librero con pegatinas

Lija toda la superficie y retira el polvo con un paño húmedo. Aplica una capa de imprimicación y, cuando esté seca, pinta el mueble de blanco. Tendrás que dar varias capas antes de pegar los vinilos.

4 de 5
Mesa de estudio

Transforma la típica mesa de comedor de madera en un diseño único. Líjala y pinta el sobre de un color y las patas de otro. Utiliza cinta de carrocero para delimitar el encuentro entre los dos colores. Protégela con una capa de barniz y coloca unas pegatinas en la tapa.

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY