Reinventa un cajón como estante

Recicla los cajones de un mueble viejo y dales otra utilidad. Con un espejo en su interior, ampliarás las dimensiones del vestíbulo, el salón, la cocina o el baño.

image
1 de 5
Estantes a tu gusto

Si en lugar de cuerda enrollas en la barra cintas de colores o tiras de diferentes telas, le darás a la mini estantería un divertido toque patchwork. Fija bien sus extremos para evitar que se deshaga. Pintura de la pared, de MC Pinturas. Jarrones de cristal, de Los Peñotes. Mesa de hierro, de La Condesa 131.
Ideas: Cuelga uno solo o combina varios a diferentes alturas. Píntalos y el efecto será impactante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Mide y corta la barra

Mide el interior del cajón con el metro y traslada esa medida a la barra de madera, córtala y líjala. Desatornilla el pomo y lija bien el frente del cajón. Si lo deseas, puedes barnizarlo o pintarlo; en nuestro caso, lo hemos dejado tal y como estaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Pega un espejo en el fondo

Con el pegamento de contacto, fija el espejo al fondo del cajón. También puedes utilizar cola. Aplica por el centro y por las esquinas. Coloca el espejo presionando con las manos. En el caso de que salga pegamento por los lados, retíralo con un trapo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Coloca la barra

Introduce la barra por dentro del cajón hasta que quede bien ajustada, y sujétala con un tornillo a cada lado. Coloca la barra a la altura que desees, o según lo que vayas a colocar en su interior, ya que su función es la de hacer tope.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Paso 4: Cuelga en la pared

Por último, coloca el pomo y cuelga el cajón en la pared. Atornilla el mismo pomo del cajón o aprovecha para colocar otro. Enrolla la cuerda a la barra y sujeta los extremos con pegamento o chinchetas. Cuelga el cajón en la pared con el pomo hacia arriba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY