Una mesa con el sobre personalizado

Esta manualidad es realmente sencilla y resultona, basta con que sigas los pasos que marcamos para transformar el comedor en un espacio más personal.

image
1 de 5
El encanto de un espacio como éste, de aire campestre, es aún mayor si lo vistes con telas de estampado floral coordinadas entre sí

Si quieres evitarte el mantel, una idea fantástica es proteger el tablero colocando sobre él un cristal a medida. Así las posibles manchas de grasa, de vino o salpicaduras inevitables durante una comida no afectarán en lo más mínimo a tu recién estrenado comedor.
Precios febrero 2010

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Lija la mesa hasta eliminar las imperfecciones y retira el polvillo

Extiende una capa de selladora para tapar los poros, pasa otra vez la lija y aplica una mano de pintura en color crudo. Para marcar los cuadros, fija un clavo al centro de la mesa, átale una cuerda con un lápiz al final y traza un círculo a 5 cm del borde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Pinta las divisiones de cada cuadrado al borde del tablero con ayuda de una regla y delimítalos con cinta adhesiva

Aplica una mano de pintura roja en cuadros alternos con pinceladas hacia fuera, para obtener un efecto de rayado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Lija los cuadros rojos en la dirección de las pinceladas

Borra las marcas de lápiz y finaliza el trabajo con una pátina de betún de Judea y cera incolora.
MATERIALES

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Materiales:

- Una mesa de madera.
- Pintura sintética y selladora.
- Lija de grano medio.
- Rodillo de espuma y brocha.
- Cuerda fina, clavos y cinta adhesiva.
- Betún de Judea.
- Cera incolora.
Precios febrero 2010

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY