Alfombra reciclada

Recicla unos mantelitos individuales que tengas por casa y hazte una original alfombra como esta, sobre la que posar los pies y estar fresquita todo el verano.

image
1 de 4
Personaliza tu alfombra

Si eliges manteles de diferentes formas y colores, le darás un toque patchwork muy actual. Otra opción para tu alfombra artesanal son las galletas para sillas o utilizar posavasos como nexo de unión de las piezas. Además, puedes rematar los bordes de tu creación con una cinta de pasamanería o personalizarla con bordados.
Jarrón blanco, de Ikea. Mecedora, de Living Retro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Paso 1: Cose los manteles individuales uno junto a otro.

Para ello, introduce la aguja enhebrada en el borde de un mantel y únelo con puntadas cortas al borde de otro mantel. Cuatro o cinco puntadas serán más que suficientes para unirlos. Así, sucesivamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 2: Evita que se vean los remates

Para evitar cortar el hilo en cada mantel y hacer feos remates, aquí tienes un truco: introduce el hilo por el borde de un mantel hasta unirlo al extremo del siguiente. Repite la misma operación hasta que cosas todos los manteles. Te recomendamos que antes de empezar pruebes varias composiciones en el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Materiales

- Manteles individuales; estos son el modelo Lattad, de Ikea 3,59 € c/u. • Hilo grueso de algodón.
- Aguja de lana.
- Tijeras y dedal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY