Crea un chill out para los niños

Reúne todos los cojines que tengas por casa y hazle a tus hijos un sofá diferente, a su medida, en el que podrá leer, descansar o saltar todo lo que quiera sin temor a regañinas.

1 de 5
Un divertido chill out para el dormitorio infantil

Renuncia al respaldo, si lo deseas, y convertirás el sofá en una práctica colchoneta para que tu hijo se relaje o se entretenga. Como Mario, que se pasa las horas leyendo tumbado en su sofá preferido, realizado con cojines Christel (1,99 €) y telas modelo Ditte (1,99 €/m). Todo, de Ikea.
Idea: Si eliges textiles de colores o con dibujos de sus personajes favoritos, acertarás de pleno.

2 de 5
Paso 1: Reúne cojines y telas

Reúne cojines de la misma medida y renueva las telas de los que estén más estropeados. Para ello corta piezas del doble de su tamaño; dóblalas por la mitad e hilvánalas dejando una abertura. Cóselas con la máquina, mete el cojín y cierra la abertura a mano.

3 de 5
Paso 2: Coloca argollas en los cojines

Coloca un ojete o argolla en cada una de las cuatro esquinas del cojín. Para hacerlo correctamente sigue las instrucciones del fabricante. Cuando los hayas puesto, coge el martillo y da unos ligeros golpes sobre ellos para fijarlos bien.

4 de 5
Paso 3: Anuda los cojines entre sí

Corta el cordón en tiras de 15 cm y da forma al sofá. Por ejemplo, para el respaldo, agrupa tres filas de 4 cojines; para los brazos, dos filas de 4 cojines y para el asiento, tres filas de 3 cojines. Pasa el cordón por las argollas para inmovilizar los cojines.

5 de 5
Materiales.

- 29 cojines y telas diferentes.
- 116 ojetes (en mercerías).
- Cordón fino.
- Máquina de coser.
- Metro y tijeras.
- Regla.
- Hilo y aguja.
- Martillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de DIY