Retapiza el asiento de una silla de cocina

Quizás sea el momento de poner una nota de color en el office. Con un metro de tela blanca y unos topos de fieltro de colores tendrás una silla renovada.

image
1 de 6
Una silla retapizada con lunares

Es sencillo renovar un asiento deteriorado. Elige una tela de tapicero resistente, mide el tamaño del asiento y deja 15 cm de margen para tensar bien la tela. Cuando lo tengas, grápala por el revés en todo el contorno. ¿Quieres más color? Pinta cada una de las patas o los barrotes en los tonos que has empleado en el asiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Paso 1: Dibuja los círculos

Hemos elegido fieltro fino en cuatro colores: amarillo, azul, verde y rojo. No necesitas demasiado, así que aprovecha retales que tengas. Lo más sencillo es tomar algún vaso como plantilla, así te asegurarás de que todos los círculos sean de la misma medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 2: Recorta el fieltro.

Con unas tijeras afiladas recorta cada uno de los círculos por la línea que has marcado. Cuida que el corte quede perfecto para que el efecto final sea profesional. Necesitarás seis topos de cada color como mínimo para cubrir el asiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 3: Aplica pegamento.

Aplica pegamento especial para textil en una de las caras de los topos. Es importante que el adhesivo se aplique de manera uniforme, apurando en el borde para que no se levante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 4: Coloca los lunares

Coloca los lunares manteniendo la misma distancia entre ellos y alternando colores

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
MATERIALES

- Tela blanca tipo loneta.
- Silla antigua.
- Tijeras.
- Fieltro fino, de Fieltros Olleros.
- Grapadora de tapicero.
- Pegamento para textil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY