Restaura tu silla de forma vintage

Al terminar de lijar esta silla y descubrir su color original, se decidió mantenerlo y respetar así su esencia. Sólo se le pintaron unos simpáticos calcetines en las patas.

image
1 de 6
Personaliza tu silla de estilo vintage

Si prefieres darle a esta silla con solera un aire mucho más actual, ¿por qué no pruebas a pintar cada pata de un color distinto? Mueble de cajones, de Canterano (459,45 €). Alfombra Stockholm Figur, de Ikea (399 €). Cuadro, de Abaka (264 €). Ropa, boina y botas, de Accesorize.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Paso 1: Lija bien toda la silla

Lija suavemente las partes curvas del mueble hasta retirar todo el barniz y las ceras oscuras. En las zonas planas, aplica decapante ayudándote con una brocha. Pasados unos minutos, retíralo con una espátula y lija nuevamente esta zona con suavidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 2: Pinta las patas hasta mitad

Mide con un metro la parte de las patas que vas a pintar y márcalas con lápiz. Pega encima de las marcas la cinta de pintor para no pasarte con la pintura. Da dos manos de rosa pálido. Cuando se seque, retira con cuidado las cintas de las patas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 3: Encera toda la madera

Impregna un trapo limpio en cera incolora y pásalo por toda la superficie de la silla dando pequeños toques. Primero por el asiento y luego, por el respaldo y las patas. Aprovecha también para fijar bien los tornillos y darle a la silla mayor estabilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 4: Coloca tapas en las patas

Por último, coloca en las patas unas tapas de fieltro. Además de decorarlas, su principal misión es proteger el suelo, sobre todo si es de parqué, y evitar arañazos o las antiestéticas marcas de las patas en la alfombra, como ocurriría en este caso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
MATERIALES

- Una silla estilo Thonet.
- Decapante.
- Lija suave.
- Cera incolora.
- Pintura al agua para madera.
- Brocha.
- Espátula.
- Cinta de pintor.
- Un trapo.
- Destornillador.
- Metro y lápiz.
- Protectores de fieltro. (Todos los materiales son de Leroy Merlin).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar