Parasol a modo de vela

Elige una tela bonita y hazte un práctico toldo para disfrutar al aire libre de tus siestas veraniegas. Si le das forma de vela, surcarás los mares… aunque sea en sueños.

image
1 de 6
Una sombra en el jardín

Para que el sol no estropee los colores, coloca la tela al revés. Así, disfrutarás de su alegre estampado. Cama india, colchas de hilo y cojines, de Filocolore. Faroles de fibra, de Fronda. Farol rojo, de Verdecora. Bandeja de madera, de Los Peñotes. Vasos con cuerda, de El Almacén de Loza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
MATERIALES

- Un rectángulo de tela de 2,55 m de largo y 1,50 m de ancho. Esta, de rayas, es el modelo Annbeth, de Ikea (6,99 €/ m).
- Cinta de algodón (10 m/ 3 cm de ancho).
- Máquina de coser.
- Metro, hilo y cuerda.
- Ojetes y punzón, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Dibuja las plantillas

Dibuja en papel de estraza un rectángulo pequeño y apunta las medidas que necesitas. Corta el papel en diagonal hasta conseguir dos triángulos. Ahora, haz lo mismo con la tela a tamaño real. Une las dos piezas por el lado más largo (2,55 m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Cose las piezas de tela

Sobre el triángulo obtenido -de 3 metros de base- asegura la costura central con un dobladillo doble. Remata el resto de la tela con un dobladillo y cose encima, con doble costura, la cinta de algodón para que no se deshilache la tela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Coloca arandelas en cada esquina

Con ayuda de un punzón, coloca las arandelas en cada esquina de la tela, para luego colgarla. Para que se ajusten bien, golpea con fuerza con un martillo sobre el punzón, porque solo así lograrás que las arandelas queden bien unidas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Recorta la tela sobrante

Recorta con las tijeras el sobrante de tela que queda dentro de las arandelas. Introduce la cuerda por los ojetes y átala con doble nudo. Cuando despliegues el toldo, no lo dejes demasiado tirante. Si corre brisa, se moverá y te dará fresquito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Vídeos