¿Cómo decorar la habitación de los niños?

¡Qué monada! Este expositor es tan sencillo y vistoso, que te cautivará. Nos parece una idea genial para decorar la pared del dormitorio infantil.

image
1 de 5
Expositor personalizado

Aprovecha esta idea para dejar a la vista citas que no quieres olvidar, como la próxima revisión del pediatra.
Utiliza cinta de doble cara para fijar cualquier gancho a la pared y luego, échale imaginación, y decóralo como prefieras. Flores, nubes, aviones, coches... ¡Hay tanto para elegir! Complementos, de Oliphant.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Dibuja los motivos.

Haz en un folio la silueta de una margarita con muchos pétalos. Recórtala, incluido el centro de la flor, que debe coincidir con el diámetro de las perchas adhesivas, en las que irá atado el cordel. Utiliza esta plantilla para pasar la silueta al fieltro y recorta dos flores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Pinta los ganchos.

Dale color a los ganchos de plástico con pintura acrílica verde. Aplica varias manos, dejando secar bien entre una y otra. Marca en la pared con una regla dos puntos, que servirán de referencia para pegar los ganchos. Coloca la flor de fieltro alrededor y ata el cordel tenso a la medida que quieras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Pinta las pinzas.

No hay que descuidar las pinzas con las que sujetarás sus dibujos o fotos. Una mano de pintura, unos topos de colores... y las clásicas pinzas de madera que se usan para tender la ropa no parecerán las mismas. Pinta de un color de base y, cuando esté seco, haz los lunares con un bastoncillo de algodón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
MATERIALES

- Fieltro fino verde (de Fieltros Olleros).
- Pintura americana (3,2 €/bote).
- Pinzas de madera (0,95 €/24).
- Un lápiz y un pincel.
- Cordel y dos perchas adhesivas.
- Tijeras y folios.
- Bastoncillos de algodón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY