Usa una pared como pizarra

Con un clavo, una cuerda y un lápiz es facilísimo dibujar un gran círculo en la pared. Será el punto de partida para tener un espacio en el que anotar recados y tareas.

image
1 de 5
Pinta una pizarra en la pared

Dibuja la pizarra a una altura cómoda para todos los que vayan a utilizarla. Cerca de ella, coloca una baldita para tener a mano las tizas, un trapo o un borrador. Silla (289 €), lámpara (149 €) y alfombra Robin (319 €), de BoConcept. Cajas Prant, de Ikea (8,99 y 9,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Elige el lugar de la pared

Con un martillo, pon un clavo en la pared. Antes comprueba que hay superficie libre a su alrededor para trazar un círculo, sin muebles, pilares, ventanas... Utiliza un clavo que tenga cabeza; mejor si es estrecho para que, al quitarlo, deje un pequeño agujero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Dibuja el círculo con un lápiz

Para que salga perfecto, ata al clavo un cordón o una cuerda, más o menos largo en función de como quieras que sea de grande el círculo. Coloca un lápiz en el extremo de la cuerda. Utilízala como si fuera un compás.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Pega la cinta de pintor alrededor del círculo

Asegúrate de que queda bien fijada pasando la mano por encima. Aplica una capa de pintura de pizarra con brocha. En tres horas la pintura estará seca. Retira la cinta. Espera hasta el día siguiente para pintar con tiza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Materiales.

- Pintura de pizarra de la marca Alp (11,95 €/400 ml).
- Brocha.
- Cinta de pintor.
- Cuerda.
- Lápiz.
- Martillo.
- Clavo. Todo se vende en Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar