Renueva una mesita auxiliar con print animal

Una mano de pintura, un papel adhesivo estampado y un tirador vintage son suficiente para personalizar una mesilla, que podrás utilizar como mueble auxiliar.

image
1 de 5
Detalles con encanto

Forra los cajones con papel plastificado, ya que se limpia con facilidad y es resistente a las manchas. Si es adhesivo, te resultará más cómodo fijarlo. Cojines, de Antennae. Lámpara Tolomeo, de venta en Años Luz Castellana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Pinta los cajones.

Quita el cajón para trabajar con facilidad, y aplica una capa de pintura negra satinada a toda la estructura de la mesilla. Para que cubra bien tendrás que dar varias manos, respetando el tiempo de secado entre una y otra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Forra los cajones.

Mide el fondo del cajón y los laterales. Traslada las medidas al reverso del papel adhesivo y recorta las piezas. Para pegarlas, retira el papel protector por un extremo, fíjalo y despega el resto al tiempo que colocas el Aironfix; presiona para no dejar burbujas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Coloca los tiradores

Para terminar, elige un tirador original que contraste con el color en el que has pintado la mesilla. En esta ocasión hemos optado por un diseño vintage en porcelana con una silueta. Aprovecha el agujero original y fíjalo por el interior del cajón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
MATERIALES

- Mesilla Hemnes, (39,95 € en Ikea).
- Aironfix.
- Tijeras.
- Brocha.
- Lápiz y regla.
- Pintura acrílica en color negro.
- Tirador, de venta en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY