Renueva una silla clásica

Sin necesidad de gastar y con un poco de maña, actualizar tus sillas es tarea fácil. Suaviza su acabado y renueva su tapicería; te sorprenderá el cambio.

image
1 de 4
Usa tapicería a juego

¿Te ha sobrado tela al tapizar el sofá? No la tires, puede servirte en el futuro, por ejemplo, para dar un aire nuevo a una silla.
Si buscas un aspecto final envejecido existen varias opciones para llevarlo a cabo. La más sencilla es aplicar una capa de cera sólida; también puedes lijar superficialmente las esquinas o, incluso, aplicar un poco de betún de Judea dando suaves toques con un paño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Paso 1: Prepara la madera.

Dale la vuelta a la silla y, con ayuda de un destornillador, retira las piezas que vas a tapizar: el asiento y el respaldo. Pasa una lija de madera por toda la estructura para eliminar el barniz antiguo; si es necesario, utiliza un decapante. Después, límpiala muy bien para quitar el polvillo y aplica un par de manos de pintura, dejando secar entre ambas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 2: Mide y corta la tela.

Para calcular la tela necesaria coloca el asiento y el respaldo sobre la pieza dejando unos 10 cm de más para los remates. Una vez cortadas las dos piezas, coloca el asiento por el revés de la tela, ténsala muy bien y grápala por la parte de abajo, la que quedará oculta a la vista. Repite la operación con el respaldo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
MATERIALES

- Tela.
- Pintura plástica blanca.
- Brocha o rodillo pequeño.
- Lija para madera.
- Cera sólida.
- Grapadora de tapicero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Sillas