Reinventa una puerta

¿Es posible realizar un panel llamativo a partir de una puerta vieja? Anímate a hacerlo con pintura de dos colores, espejos y pegatinas vistosas.

image
1 de 3
Materiales

- Puerta. Te servirá cualquier hoja recuperada de un derribo, pero sin xilófagos.
- Espejos (14,95 € en Ikea) más 6 € aprox. si te los cortan en una cristalería.
- Lija.
- Pintura (desde 6,20 €) y silicona (5,80 €), en Pinturas Mavy.
- Pegatinas de la firma Caselio (34,90 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 3
1. Lija la puerta y retira el polvillo con un paño.

Píntala con un color a tono con las pegatinas. Una vez que la pintura se haya secado, fija los espejos a la puerta con la silicona. Si prefieres una composición más original, pide que te los corten en una cristalería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 3
2. Fija las pegatinas sobre la pared, la puerta y los espejos.

Con un lápiz, dibuja el contorno de las pegatinas sobre la puerta. Después, retíralas para que sólo quede la silueta. Pinta el interior de la silueta en blanco, para que el panel quede decorado en positivo y negativo.
El panel tiene tan poco fondo que se puede colocar donde quieras: en el recibidor, en el dormitorio... Para que no se mueva ni se caiga, fija la puerta a la pared con una escarpia antes de decorarla. Silla (12,95 € en Ikea). Funda nórdica (45 € en La Oca). Manta (25 € en Habitat).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY