Portavelas en tarros de cristal

Algunos botes de cristal son tan bonitos que, incluso, da pena tirarlos. En este caso los hemos transformado en unos decorativos y prácticos candeleros.

image
1 de 6
Decora los portavelas

Personaliza cada bote atándole un trocito de cuerda alrededor, haz un par de nudos y fíjalos con cera caliente de vela a modo de lacre. Escoge las cuerdas de diferentes tonos en contraste con el color de las velas. Mesa verde de terraza, de Ikea. Arbolito con pajarito, de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Paso 1: Decora la tapa del bote

Con la ayuda de la pistola de silicona, pega un extremo de la cuerda en el centro de la tapa del bote. A la vez que enrollas la cuerda en espiral, ve pegándola. Así cuando des la vuelta a la tapa, ésta quedará encajada y segura, y no resbalará.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 2: Enrolla el cordón con cuidado

Con cuidado sigue enrollando la cuerda a la tapa mientras vas pegándola con pequeñas gotas de silicona. Procura que el cordón quede lo más tenso posible y bien plana su superficie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 3: Fija el cordón con silicona

Una vez que has llegado al final de la tapa y está por completo tapizada con la cuerda, corta ésta con las tijeras. Pega este extremo de la cuerda con una gota de silicona para que quede perfectamente ajustada a la tapa y no se deshaga luego.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 4: Pega la vela

Por último, pega la vela en el interior de la tapa. Para ello puedes utilizar una gota de silicona o bien encender la vela, dejar que gotee la cera sobre la tapa y enseguida colocar encima la vela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
MATERIALES

- Botes de cristal con tapa.
- Pistola de silicona.
- Cuerda gruesa.
- Tijeras.
- Velas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY