Crea una mesa-macetero con un palé

Mira qué manera más fácil de llevar el jardín a la mesa: unos palés y unas macetas han bastado para lograrlo. Práctica y decorativa, esta sencilla base tiene muy buena planta.

image
1 de 6
Una mesa para tus plantas

Si lo prefieres, puedes darle a la mesa una mano de barniz, e incluso, pintarla de tu color favorito. Elige plantas aromáticas, como la lavanda o la hierbabuena, que dejarán un agradable perfume en el jardín. Farol gris, de Verdecora. Plantas, de Ikea. Jardinera y lavanda, de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
MATERIALES

- Dos palés.
- Sierra de calar.
- Papel de lija.
- Metro y lápiz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Mide las macetas y las jardineras que quieras colocar en la mesa

Te será más fácil si dibujas antes en un papel la disposición de las plantas. Colócalas como prefieras: en hilera en los extremos de la mesa, intercaladas en el centro...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Utiliza dos palés

Coloca un palé sobre el otro y, aunque no es necesario, si quieres, atorníllalos para darle a la mesa más estabilidad. Traslada las medidas de las macetas y jardineras al palé y señálalas con un lápiz para saber dónde irán ubicadas cada una de ellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Corta los tablones para los huecos de las macetas

Con la ayuda de la sierra de calar, ve cortando los tablones siguiendo las señales del lápiz. Cuando hayas finalizado, conviene que lijes las zonas cortadas y el resto del palé para evitar que queden astillas y te dañes al introducir las macetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Coloca las macetas

Dispón las macetas y las jardineras en el interior de los huecos que has realizado en los listones. El resto del espacio libre puedes utilizarlo como mesa auxiliar para colocar libros de lectura o un refrigerio cuando estés tumbada en la hamaca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY