Transforma dos contraventanas en un bonito panel

En las zonas de trabajo es muy importante tener todo a mano y en perfecto orden. Si no sabes cómo conseguirlo, fíjate en esta propuesta.

1 de 4
Si vas a utilizar los organizadores para el cuarto de los niños pinta cada contraventana de un color. Quedará más divertido.

Puedes poner una, dos o tres contraventanas según el espacio con el que cuentes. Sobre ellas podrás clavar notas, fotos, recuerdos... Mesa y silla, de The White Store. Lámpara, de La Oca. Complementos de escritorio, de Yacaram.

2 de 4
Comienza limpiando las contraventanas con un poco de agua templada y un jabón neutro que no las estropee.

Cuando se hayan secado, pasa una lija fina para eliminar la suciedad y abrir el poro; de esta manera, la pintura quedará mucho mejor.

3 de 4
Una vez hayas terminado de lijar, puedes empezar a pintar.

Comienza con una mano de pintura plástica y, cuando se haya secado bien, dale una segunda capa que las cubra del todo. Atornilla por detrás unas hembrillas y clava unas alcayatas en la pared. Ya sólo tienes que colgarlas y empezar a colocar.

4 de 4
MATERIALES

- Contraventanas venecianas antiguas de madera. Las puedes adquirir en un almacén de derribos (18 € cada una aprox.).
- Pintura plástica del color que prefieras.
- Brocha
- Alcayatas
- Hembrillas
- Lija fina
- Martillo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de DIY