Crea un práctico felpudo

Con una tabla de madera y cinco cepillos hemos elaborado un práctico felpudo. Mantendrá a salvo tu casa tras un día de lluvia o de arduas tareas de jardinería.

image
Un felpudo para el jardín

Hunde muy bien las cabezas de los tornillos en los listones para evitar que arañen el suelo. Te resultará muy fácil utilizar este felpudo casero: apoya el pie izquierdo en la tabla y cepilla la suela de la bota derecha y luego, al contrario. El felpudo y el macetero de fibra son de Ikea. La kentia es de Verdecora.

1 de 6
MATERIALES

- Una tabla de madera de 40 x 50 cm aprox.
- 5 cepillos de cerdas duras.
- Un listón de madera de 1 m de largo.
- Un lápiz.
- Barniz para exterior.
- Brocha, tornillos, sierra de mano y destornillador.
- Todo, de Leroy Merlin.

2 de 6
Paso 1: Corta la madera

Con las medidas que elijas, o encarga en un almacén de bricolaje que te corten la pieza rectangular de madera. También necesitarás tres listones, dos de 30 cm y uno de 40 cm. Puedes pedir que te los corten, o hacerlo tú con la sierra de mano.

3 de 6
Paso 2: Atornilla los listones

Coloca sobre una mesa la tabla de madera por el revés y atornilla en ella los listones con tres tornillos cada uno. Primero las dos piezas de 30 cm en ambos extremos y la de 40 cm en el centro, en diagonal, para darle estabilidad a la tabla.

4 de 6
Paso 3: Barniza toda la madera

Una vez fijados los listones, barniza todo por ambos lados. Para ello, ponte unos guantes de látex en las manos y ayudándote con una brocha mediana comienza a aplicar el barniz dando brochazos en sentido horizontal. Al terminar, déjalo secar bien.

5 de 6
Paso 4: Atornilla los cepillos

Coloca los cinco cepillos en el centro de la tabla procurando dejar la misma medida en los extremos. Cuando estén bien centrados, sujétalos a la tabla con tres tornillos en cada uno. Asegúrate de que queden perfectamente fijados.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY