Sencillas lámparas hechas con lata

Seguro que jamás hubieras pensado que una modesta lata de conservas se puede transformar en una lámpara. Te enseñamos cómo hacerlo paso a paso.

image
1 de 5
Enriquece el aspecto final de tus lámparas con un cordón forrado de pasamanería en lugar del tradicional cable de plástico

Existen nuevas pinturas que aúnan antioxidante y color, con ellas una sola mano bastará para proteger el metal o el hierro sin necesidad de tratamientos previos. La gama Metal Protec, de la firma Bruguer, ofrece acabados con excelentes resultados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Retira la etiqueta de la lata y limpia bien los restos de pegamento

Haz un orificio en la base -con un punzón o un taladro- por el que pasará el cable.Ten en cuenta que debe estar bien centrado, de lo contrario, la lámpara quedará torcida. Pasa el cable por el agujero y fija el casquillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Aplica sobre la lata una capa de imprimación antioxidante y deja secar

Pasadas unas horas, extienda una primera capa de pintura plástica que, en este caso, es de color lila.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Por último, enrosca la bombilla al casquillo y cuelga las lámparas del techo

Al tratarse de una pareja, vigila la colocación para que queden en paralelo y centradas respecto a la mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Materiales:

- Latas de conservas grandes.
- Casquillo y cable eléctrico.
- Imprimación antioxidante.
- Pintura plástica.
- Brocha plana.
- Taladro o punzón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY