Crea un farolillo

Convierte una simple pantalla de papel en algo mucho más personal. Pégale flecos y unas cintas de tela de sus colores favoritos y verás cómo alegra su habitación.

image
1 de 5
Una lámpara colorida

También puedes elegir pantallas de plástico o de tela, que son más resistentes. Lámpara decorada, de Lily Bee (37 €). Butaca, de El Globo Muebles. Perchero perrito Waf, de Caselio (48,39 €). Papel pintado Check Blue (45 €/rollo) y cojín Gwinn Red, de Coordonné (19,95 €).
Idea: Prueba a decorar la pantalla con borlas, volantes o lágrimas de cristal de colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Corta la tela en tiras.

Elige diferentes retales y corta tiras de un centímetro de ancho aproximadamente. El largo vendrá condicionado por el contorno de la pantalla. Selecciona el orden en el que vas a colocar las tiras y las cintas de colores antes de pegarlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Pega la tela a la pantalla.

Cuando hayas decidido el orden de las tiras, comienza a pegarlas por el borde superior. Ten mucho cuidado porque la pantalla de papel es muy delicada y puede romperse con facilidad. Pega las cintas lisas y de zigzag sobre las tiras de tela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Al final, pega los flecos.

Al llegar a la mitad de la pantalla, pega una tira de flecos. Luego sigue decorando la lámpara y cuando llegues al final, pega una última tira de flecos como remate. Así, cuando cuelgues la lámpara del techo, los flecos caerán de forma muy atractiva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Materiales.

- Pantalla de papel, de Ikea (2,50 €).
- Retales de tela.
- Cintas lisas y en zigzag.
- Tijeras y pegamento.
- Flecos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY