Crea una mesa de pizarra

Incentiva su vena creativa con esta original mesa para su cuarto; le servirá de ayuda a la hora de hacer los deberes y no te preocupará si la decora con sus pinturas.

image
1 de 5
Una mesa divertida

Para eliminar todo rastro de dibujo en la pizarra, simplemente pasa un borrador. Y para una limpieza más profunda, humedece un paño con detergente suave. ¡Y estará lista para un nuevo uso! Alfombra de rayas rojas, de Zara Home Kids. Silla pirata, de Ambardí (32 €).
Ideas: Existe pintura de pizarra de varios colores; elige entre naranja, turquesa, malva, verde, rosa...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Prepara la mesa

Fija la cinta adhesiva de pintor alrededor de toda la superficie de la mesa. Asegúrate de que queda bien pegada deslizando la mano por encima; así al aplicar la pintura de pizarra, evitarás que ésta se filtre por debajo de la cinta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Lija la mesa

Lija suavemente la superficie de la mesa sin romper la cinta adhesiva. No es necesario que retires toda la pintura original, con levantarla un poco será suficiente para que la nueva pintura de pizarra se fije bien al sobre de la mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Pinta la mesa

Antes de empezar, lee y sigue las instrucciones del envase de pintura. Con la ayuda de la brocha, pinta la superficie de la mesa, déjala secar durante una hora y aplica otra mano de pintura. Una vez seca la mesa, despega la cinta adhesiva de los bordes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Materiales.

- Una mesa Lack, de Ikea (4,99 €).
- Pintura negra de pizarra, de Valentine.
- Cinta adhesiva de pintor.
- Brocha.
- Lija.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY