Añade un revistero a la mesa auxiliar

Con una mesita auxiliar y una tela vistosa ya puedes estrenar tu peculiar revistero. Así tendrás siempre a mano tus libros favoritos y tus ejemplares de Micasa. Te gusta, seguro.

image
1 de 6
Mesita auxiliar con revistero

Coloca el revistero en el salón, junto al sofá, y tendrás un práctico rincón de lectura. También puede servir para almacenar pinturas, ceras o rotuladores; pero entonces, hay que darle menos profundidad para que los niños puedan acceder a su interior con facilidad. Procura introducir poco peso, para evitar que la tela se rompa.
Taza, de Zara Home. Cojines de rombos, de Nobodinoz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Paso 1: Marca el hueco para el revistero

Realiza con la sierra de calar el hueco en la mesa donde irá el revistero. Antes de cortar, mide con la regla y dibuja su contorno con el lápiz. Pasa la lija y limpia bien la superficie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 2: Corta la tela

Mide con el metro y corta la tela según el fondo y el ancho del revistero. Dobla la tela por la mitad con el derecho hacia dentro e hilvana los laterales con hilo blanco. Cose los laterales a mano o con la máquina de coser, como si fuera una bolsa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 3: Cose las piezas de tela

Cierra las esquinas para dar forma rectangular a la base. Esta costura ha de tener igual medida que el ancho del hueco. Corta y cose otra bolsa idéntica. Mete una dentro de la otra, revés contra revés, y así será exactamente igual por dentro y por fuera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 4: Une la bolsa de tela a la mesa

Introduce las bolsas en el hueco, dejando 1,5 cm de tela por fuera para doblar y grapar. Con la grapadora de tapicero, grapa la tela a la mesa. Por último, y para evitar que se vean las grapas, pega alrededor una bonita cinta de pasamanería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Materiales

- Mesita Lack, de Ikea (6,99 €).
- Pasamanería.
- Tela.
- Sierra de calar.
- Taladradora.
- Grapadora de tapicero.
- Metro.
- Regla, lápiz y pegamento.
- Lijadora.
- Alfileres, aguja, hilo y tijeras.
- Máquina de coser.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY