Crea tu propio cabecero doble

Completa tu dormitorio con un original cabecero doble con baldas incorporadas en el centro y en los laterales. Como verás, ¡el resultado es realmente impresionante!

1 de 5
Un cabecero muy práctico

En lugar de con tela, puedes forrar el cabecero con papel pintado adhesivo. Elige colores suaves, que inviten al descanso o, si lo deseas, encarga un papel personalizado con alguna foto. Mesas nido similares en Ikea (79,90 €). Lámpara Seattle, de KA International (115 €). Cojines, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Prepara el tablero

Aplica Alkil con una brocha por la superficie del tablero. Coloca la plancha de espuma encima, dejando que sobresalga un poco por los bordes, y presiona bien. Grapa los bordes de la plancha de gomaespuma por detrás del tablero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Forra el tablero con la tela

Mide la superficie del tablero una vez forrado con la espuma. Marca la tela con esas medidas, añade unos 10 cm por cada lado, y luego córtala. Pon la tela sobre la plancha, ténsala bien y grápala por detrás del tablero para que quede bien sujeta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Une las estanterías

Señala los puntos donde deberán ir las escuadras que unirán las estanterías al tablero. Coloca el tablero y atorníllalo para que quede bien sujeto a las escuadras. Une de la misma forma el tablero que irá en los laterales del cabecero. ¡Y a estrenar!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Materiales.

- Tres estanterías modelo Lack, de Ikea (49,95 €) y 5,5 m de tela.
- Dos tableros de 245 x 125 cm de Leroy Merlin.
- Dos planchas de gomaespuma (1 cm de grosor).
- Un bote de Alkil.
- Grapadora.
- Tijeras y metro.
- Escuadras.
- Atornillador.
- Lápiz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar