Un expositor para sus dibujos

Con dos estantes de madera colgados en la pared, puedes realizar un divertido mural para que los artistas de la casa expongan sus particulares creaciones.

image
1 de 5
Personaliza su expositor

En lugar de marcos con sus fotos, puedes decorar las baldas con la inicial de su nombre en madera o con stickys de tela con animales, para colgar o pegar, de venta en Imaginarium (11,95 €/3 pegatinas).

Ideas: Si sólo tienes un niño, puedes utilizar el otro estante para realizar un medidor de pared.

Pupitre y silla, modelos similares en Imaginarium. Alfombra Aborg, de Ikea (29,99 €).

2 de 5
Materiales.

- Balda Lack, de Ikea (19,95 €).
- Listón blanco, de Leroy Merlin.
- Bote de pintura al agua, de Titan.
- Pegamento Pattex No más Clavos, de Henkel.
- Marcos Ram (1,50 €/2), de Ikea.
- Tijeras.
- Brocha.
- Hembrillas y alcayatas.
- Berbiquí.

3 de 5
Paso 1: Fija con pegamento los listones

Pega con el pegamento extra fuerte un listón blanco en el lado de la balda que carece de él, ya que es esta parte la que irá en la pared. Este pegamento resulta excelente para unir materiales sin necesidad de utilizar clavos ni tornillos.

4 de 5
Paso 2: Prepara los marcos para sus fotos

Pinta con la pintura verde cada uno de los marcos de madera. Para ello ayúdate con una brocha de tamaño mediano. También puedes utilizar un pincel, aunque tardes más tiempo. Déjalos secar y aplica una segunda capa a los marcos.

5 de 5
Paso 3: Pega la foto a los expositores

Coloca una foto en cada uno de los marcos y pégalos en el extremo izquierdo de cada estante. Con el berbiquí, realiza dos agujeros por detrás de los estantes, uno a cada lado, y cuélgalos en horizontal en la pared. Una vez fijados, coloca los dibujos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY