Espejo con forma sol

Ilumina la entrada de tu casa con unos originales espejos como estos, a los que darás forma de sol si pegas a su alrededor rollos de papel a modo de mágicos rayos.

image
1 de 6
Un espejo en el recibidor

Dale un aspecto festivo al espejo pintando los rayos de papel con un aerosol plateado o dorado. Hazlo en el exterior, ¡y tapa el espejo para que no se manche! Consola de madera, de Bazar (195 €). Papel pintado, de Caselio. Jarrones, de A Loja Do Gato Preto. Jarrón transparente, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
MATERIALES

- Espejos modelo Sorli, de Ikea (6,99 €/4 unidades).
- Un par de revistas.
- Cola blanca rápida, de Leroy Merlin.
- Pistola de silicona caliente.
- Un plato de té o de café.
- Una argolla.
- Un trozo de cinta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Lo primero que debes hacer es el colgador del espejo

Para ello, corta 10 cm de cinta, pásala por la argolla y, con la ayuda de la silicona caliente, pégala sobre la parte trasera del espejo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Asegúrate de que la cinta se ha pegado bien al espejo

Aunque nuestro sol, al ser de papel, no va a tener mucho peso, conviene apretar con los dedos la cinta al espejo para que quede perfectamente fijada. Así evitarás que se caiga y se rompa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Separa las hojas de la revista y enróllalas comenzando por una de las esquinas

Pégalas para que no se deshagan. Si quieres darle mayor consistencia a los rayos, puedes enrollar dos hojas pero no más, para evitar que el espejo pese demasiado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: Pega los rayos de papel

Coloca un platito de té en el centro del espejo, boca abajo, para que te sirva de guía al pegar los rayos de papel. Aplica cola alrededor del plato y ve fijando los rayos, uno a uno, de forma que, al retirar el plato, quede a la vista un círculo de espejo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY