Renueva un cabecero

Hemos transformado un cabecero viejo, oscuro y muy deteriorado, en un curioso respaldo de un banco que luce así de esplendoroso en el recibidor de la casa.

image
1 de 6
Un banco con un cabecero

Si quieres darle un efecto decapado envejecido, pasa suavemente una malla metálica por el cabecero y por el banco. Cojines de terciopelo (23 €), de Filocolore. Alfombra multicolor (199 €), de Ikea. En la pared, láminas de Leroy Merlin (14,50 €) y de Ikea (10 €). Corazón, de Zara Home.
Ideas: Colocado en la cocina, frente a una mesa, conseguirás un office informal y muy práctico.
VÍDEO

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Paso 1: Inyecta líquido ainticarcoma

Con la ayuda de la jeringuilla, inyecta el líquido en cada agujero para acabar con la posible carcoma. Sé generosa, conviene que rebose. A continuación, envuelve el cabecero con film transparente o con bolsas de plástico y déjalo unos días.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 2: Aplica pasta sobre la madera

Tapa cada agujero con pasta de madera para alisar por completo la superficie. Retira el exceso de pasta con la espátula y déjala secar bien. Luego, coge la lija de madera y procede a lijar el cabecero con suavidad. La carcoma será historia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 3: Lija el cabecero

Una vez tratada y eliminada la carcoma, lija a fondo para retirar ceras, tintes y suciedad. Te aconsejamos que te pongas guantes para proteger las manos de la lija y que uses una mascarilla para evitar respirar el polvillo que se desprenda de la operación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 4: Pinta el cabecero

Con la ayuda de una brocha aplica una mano de pintura del color elegido. Déjala secar y, si lo necesita, dale otra mano. Nosotros hemos pintado del mismo color el banco modelo Norden, de Ikea, que es de la misma medida que el cabecero (150 cm).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
MATERIALES

- Un cabecero antiguo.
- Líquido anticarcoma, de venta en droguerías.
- Lija.
- Jeringuilla con aguja.
- Pasta de madera.
- Espátula.
- Pintura y brocha. (Todo, en Leroy Merlin).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar