Organiza tus armarios

Convertimos un pequeño armario en un práctico mini-trastero donde guardar en perfecto orden todas las herramientas y también los útiles de limpieza.

image
1 de 4
Un armario a modo de trastero

En este caso cada lado del armario se ha usado para guardar distintos tipos de productos, limpieza y herramientas, diferenciándolo con colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Paso 1: Pinta el armario.

Divide el armario en dos mitades y pinta cada una de un color diferente. Utiliza la brocha pequeña y realiza los trazos de arriba abajo. Pinta también los percheros, uno de rosa y otro de verde. Cuando todo esté seco, atorníllalos al interior de la puerta de su color, colócalos lo más alto posible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 2: Pinta las baldas.

Pinta las baldas de verde y, cuando sequen, fija con un destornillador eléctrico varios enganches metálicos por dentro de la puerta verde, en línea y en horizontal, para colgar las herramientas. Bajo una de las baldas, atornilla varias tapas para enroscar botes, para los tornillos, clavos... Para finalizar, enrosca los tarros a las tapas y pinta la cajonera de verde, déjala secar y colócala en la parte inferior del armario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
MATERIALES

- Pintura de 2 colores.
- Perchero, cajonera y armario de pino sin tratar, de Ikea.
- Colgadores metálicos y tornillos, en ferreterías.
- Brocha.
- Destornillador eléctrico Bosch.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Almacenaje