Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Reciclar el papel pintado

Te mostramos cómo aprovechar, para renovar algunos objetos de la casa, los trozos de papel que sobran cuando se empapela. Son propuestas bonitas y fáciles de hacer.

D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Cajas decorativas
D.R.

Forrar con papel pintado unas cajas de distintos tamaños es una idea estupenda para aprovecharlas y guardar cosas y, a la vez, tener el armario más bonito, ya que puedes elegir el color de los papeles para que coordinen entre sí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Macetas de distinto tamaño forradas
D.R.

Los restos de unos rollos de papel se han aprovechado para hacer unos bonitos forros a estas macetas que, de esta forma, se incorporan perfectamente a la decoración del salón. Para realizarlo, hemos hecho una plantilla con papel de periódico poniéndola sobre la maceta. Luego, la hemos puesto sobre el papel pintado, hemos recortado y ya está. Ahora sólo falta pegar los forros con unas gotitas de silicona y dar a todo el papel una capa de Alkil para hacerlo resistente a la humedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Escritorio a juego
D.R.

Para renovar las carpetas y tener a juego los objetos del escritorio sólo necesitas unos restos de papel pintado, como puedes ver en la foto. Para forrar las carpetas, corta el papel pintado dejando unos cm de sobra para poder doblarlo y pegarlo por el interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Estrena papelera
D.R.

Una antigua papelera se ha convertido en una pieza nueva al forrarla con un resto de papel pintado. Para realizarlo, limpia bien la superficie de la antigua pieza, deja secar y corta el papel pintado a la medida de la papelera. Pégalo y protege con Alkil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Un centro de velas
D.R.

Para hacer este centro hemos utilizado recortes de papel pintado con los mismos tonos y hemos cubierto diferentes vasos con velas. Para sujetar el papel, hemos usado una cuerdecita en la que hemos pasado un botón de nácar para decorar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 Como nuevo
D.R.

Ese mueble del que ya te has aburrido parecerá distinto con un papel pintado. Retira el barniz antiguo con un decapante; pinta el mueble en un tono que te guste, y pega el papel con látex. Protégelo con una mano de barniz incoloro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 Mueble para el baño
D.R.

Una idea decorativa y económica para el baño es comprar un mueble asequible de automontaje, y antes de ensamblar las piezas, empapelar algunas de ellas, como la trasera y los laterales interiores. Es importante que el papel sea vinílico, para que soporte la humedad del baño. Librería modelo Hensvik; en 70 x 30 x 95 cm, 39,95 € ,en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 Con frentes distintos
D.R.

Ese mueble heredado que nunca te acabó de gustar tiene posibilidades. La cuestión es lijarlo y pintarlo en un color que te guste. Una vez preparado, se eligen diferentes papeles pintados, todos en la misma gama de color, y el frente de cada cajón se decora con un papel distinto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY